30 junio 2016

El pladur, una alternativa limpia para la ejecución de reformas de interiores

bojunasl

Así como algunos piensan que el pladur es un material relativamente nuevo, lo cierto es que su invención data de finales del s. XIX. No obstante, tuvimos que esperar mucho tiempo para comenzar a emplearlo como una solución óptima para reformas en el hogar.

la foto 2El pladur, también conocido como cartón-yeso, es una placa de yeso recubierta con láminas de celulosa. El yeso se trata: se homogeniza, se calcina y se muele y al mezclarlo con aditivos se obtiene la sustancia final para elaborar las placas.

Hoy en día se emplea principalmente para llevar a cabo obras de tabiquería y falsos techos en seco, como alternativa al ladrillo. Para conocer las ventajas que tiene el sistema de cartón-yeso en las reformas, es útil compararlo con su competidor, el ladrillo.

El pladur ha ido ganando muchos adeptos con los años, pues cuando un particular piensa en realizar una reforma, siempre surge la duda de llevarla a cabo mediante la utilización de tabiquería seca con pladur, o mediante la utilización de la tabiquería tradicional, con ladrillo.

Hay que analizar muchos aspectos para comparar ambas opciones, y una de ellas es la cantidad de escombro que generan ambos métodos.

Actualmente en BOJUNA nos encontramos en pleno proceso de implantación de la NORMA ISO 14001:2004 y estamos muy concienciados con los aspectos medioambientales. En dicho sentido, el pladur gana terreno al ladrillo ya que este último genera mucha más cantidad de escombros que el primero durante la obra, por lo que hay que realizar continuamente trabajos de desescombro para que no se acumulen demasiado con el consiguiente entorpecimiento que puede ocasionar en la obra.

El mismo procedimiento llevado a cabo con pladur es mucho más limpio, pues genera muchos menos residuos. Al trabajarse en seco, siempre ensucia menos. El trabajo es mucho más rápido y cómodo y la recogida y transporte de los residuos es mucho menos pesada, de forma que se puede retirar mucha mayor cantidad de residuo en menos viajes.

la foto 5Otro aspecto interesante a analizar es el transporte. El pladur tiene menor peso que los ladrillos, y mayor superficie por unidad, pues en un solo viaje se puede transportar un mayor número de metros cuadrados de tabique.

El ladrillo, por su parte, requiere de una mayor cantidad de materiales auxiliares y herramientas para poder colocarlos (pasteras, cemento, arenas, paletas…), y los materiales son más voluminosos que los empleados para trabajar con pladur.

Durante la obra, el trabajo con pladur se caracteriza por una gran velocidad en la ejecución y facilidad de la misma.

Sin embargo, para trabajar con cartón-yeso existe la necesidad de profesionales cualificados y de herramientas especializadas. Hay ciertos puntos del hogar en los que puede ser un poco más complicado instalar las placas, por ello es imprescindible contar con mano de obra profesional y especializada para garantizar el mejor acabado.
Hay que tener en cuenta ciertos aspectos cuando vamos a trabajar con pladur, como qué paredes deben soportar más peso por tener estanterías, lavabos o muebles enganchados, además de que para las estancias que vayan a soportar un mayor nivel de humedad es necesario emplear placas especiales.

De hecho, existen varios tipos de placas, en función del uso que queramos. Las placas verdes son resistentes a la humedad, las rosas son resistentes al fuego, las que tienen perforaciones son idóneas para el aislamiento acústico, etc.

la foto 1Uno de los mejores puntos del pladur es el excelente acabado final, quedando totalmente liso y listo para pintar, además del buen aislamiento termoacústico que proporciona, aislamiento a bajas frecuencias, por sus propiedades de membrana. El pladur nos ofrece además múltiples posibilidades con respecto a las formas, como podéis observar en la fotografía que incluimos.

En definitiva, podemos considerar el cartón-yeso como una excelente opción para llevar a cabo reformas de interior.

Deja un comentario

*

3 + 7 =